El segundo acto de nuestro 60 aniversario reconoce la importancia de las personas voluntarias

11/04/2022

Un voluntario de los años 70-80, una voluntaria veterana y otro más reciente dialogaron sobre sus experiencias acompañando a personas con discapacidad intelectual en actividades de ocio

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

El voluntariado protagonizó el segun­do acto de nuestro 60 aniversario, que celebramos en el CMD Ibaion­do. Con el título, ‘Gorabide 6.0: Seis décadas de voluntariado, contribuyendo a transformar el futuro del ocio de las personas con discapacidad intelectual’, organizamos un diálogo entre Na­txo Mar­tínez Rueda, voluntario de 1978 a 1984; Iratxe Igle­sias Gon­zález, que lleva siete años; y Nico Fernán­dez Lo­ro­ño, que se ha incorporado recientemente.

Qué aporta el voluntariado
“Nada de lo que he hecho sería igual si no hubiera participado en Gorabi­de. Trabajar donde trabajo, haber es­tu­diado lo que estudié, tener las amis­tades que tengo…”, confesó Natxo. “Es infinitamente mejor la experiencia que estoy viviendo que lo que esperaba. No esperaba beneficios a cambio, y los estoy obteniendo”, reconoció Iratxe. “Necesitas de tu grupo; tú les aportas un montón, pero ellos a mí me han aportado más que yo a ellos”, aseguró Nico.

El valor del grupo
“Cuando llegas, las personas voluntarias que ya están son tu bastón, las que te van a ayudar y a guiar. Y ahora soy yo la veterana. La piña te da fuerza para seguir y ver lo bonito que es lo que haces”, agradeció Iratxe. “Hace poco, entró una voluntaria y le dije «gracias por estar aquí, por tu actitud y por cómo tratas a los chavales»; me salió del alma”, recordó Nico. “Para mí, algo fundamental ha sido concebir el voluntariado no como algo individual, sino que participo en un proyecto colectivo que tratamos de transformar”, apuntó Natxo.

Difusión de valores
“Yo tengo un amigo que dice «Todas las personas que habéis estado en Gorabide tenéis una mirada particular», y yo creo que eso tiene que ver con haber aprendido desde lo muy vivencial que todos tenemos valor”, subrayó Natxo. “Aprendes a normalizar que todos somos iguales, con capacidades diferentes, y eso lo transmites”, afirmó Iratxe. “Tocas la rea­lidad social de las personas a las que te acercas, y vas acumulando valores que intentas hacer llegar a otras personas”, añadió Nico.

Puntos fuertes de Gorabide
Para Natxo, Gorabide es “un proyecto sólido en el que participar merece la pena y en el que te cuidan”. Iratxe recalcó que “nunca te ves sola. Te sientres protegida y eso permite que tú transmitas esa tranquilidad”. Y Ni­co destacó como punto fuerte que “los voluntarios tenemos ganas de cambiar la realidad”.

Nueva campaña de voluntariado
En el mismo acto, presentamos la nueva campaña de voluntariado, enfocada a ser compartida en redes sociales y de móvil a móvil, a través de vídeos cortos e imágenes con formato de meme. Puede verse en labur.eus/voluntariado-2022.


El acto está disponible en nuestro canal de Youtube.