Con la reapertura de nuestros once centros de día, tenemos operativos todos los servicios para personas con discapacidad intelectual y sus familias

26/06/2020

El proceso de reincorporación se ha desarrollado de manera secuenciada durante cuatro semanas y atendiendo a las recomendaciones del Departamento de Acción social de la Diputación

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Ya están abiertos todos los centros de día que gestionamos desde Gorabide, con servicio de transporte y comedor, para atender las necesidades de 108 personas con discapacidad intelectual y sus familiares. De este modo, culminamos un proceso de reapertura secuenciada iniciado el 20 de mayo, tras un trabajo previo de análisis y planificación, en el que destaca la coordinación institucional que hemos mantenido con el Departamento de Acción social de la Diputación Foral de Bizkaia y el esfuerzo que hemos compartido por recuperar un servicio muy necesario para las familias.

El despliegue de este riguroso proceso de reapertura se ha desarrollado en cuatro etapas. La primera consistió en la recogida previa de información sobre la situación y la disponibilidad de todas las familias usuarias del servicio de centros de atención diurna de nuestra asociación, así como en el diseño del plan de reincorporaciones priorizando en la asignación de plazas a personas usuarias que no fuesen colectivo de riesgo, menores de 60 años, cuya familia pudiera realizar los traslados por sus propios medios y que presentaran dificultades de conciliación.

De las 216 familias de personas usuarias de nuestros once centros de día, excluidas las que viven en residencias y las pertenecientes a grupos de riesgo, 106 expresaron su deseo de volver a utilizar el servicio Y de ellas, 49 podían hacerlo por sus propios medios. Con la aplicación de estos criterios, ya se garantizaba el preceptivo aforo del 75% de cada centro.

Apertura escalonada
A partir de esos datos, la segunda etapa, que se inició el 20 de mayo, consistió en la apertura escalonada de centros, sin servicio de transporte. El primero en abrir, de manera piloto, fue el centro de día de Mungia, con seis personas usuarias. Le siguieron las instalaciones de Txurdinaga y Durango, el 25 de mayo, con cuatro y ocho personas usuarias, respectivamente. Y el 30 de mayo, también reabrimos en el Centro Ola BBK de Sondika nuestro servicio de respiro fin de semana, con catorce plazas –siete por día– dando prioridad a personas que no acudieran a ningún servicio de atención diurna.

El 1 de junio, volvimos a abrir nuestros centros de Gernika, San Ignacio y Markina-Xemein, con cinco, tres y una persona usuaria, respectivamente. Dos días después, pusimos en funcionamiento las instalaciones de atención diurna de Barakaldo, con cinco personas usuarias, y las del Centro Ola BBK de Sondika para atender a dos usuarias.

La semana siguiente, volvimos a abrir las puertas de nuestro centro de Astrabudua, con cinco personas usuarias, y de uno de los dos que gestionamos en Portugalete, para siete personas. En el otro centro portugalujo, no había familias que hubieran manifestado interés por reincorporarse al centro de día y pudieran desplazarse utilizando sus propios medios, por lo que no se procedió a su reapertura hasta la fase posterior.

Incorporación de transporte
Esa tercera etapa comenzó el 10 de junio, con la incorporación progresiva del servicio de transporte en aquellos casos en los que no se hubiera cubierto el aforo permitido con aquellas familias que pudieran llegar al centro de manera autónoma. Así, reabrimos finalmente el segundo centro de Portugalete, con ocho personas usuarias, y sumamos otras tres personas usuarias al de Durango. Mientras que en Mungia todas las familias interesadas en utilizar el servicio de centro de día manifestaron su disponibilidad para hacerlo por medios propios.

Al día siguiente, gracias al servicio de transporte, se incorporaron tres personas más en Gernika, una en Txurdinaga y otras tres en San Ignacio. Por su parte, el día 12, nuestro centro de día de Markina sumó siete personas usuarias, el de Barakaldo otras siete y el del Centro Ola BBK de Sondika nueve más. Y el 15 de junio, cuatro personas usuarias de nuestra asociación regresaron al centro de Astrabudua, y otras tres volvieron al de Portugalete.

Ocupación del 75% de las plazas
Por último, entre el 22 y el 26 de junio, se realizó el despliegue reincorporar a nuestra red de centros de día al máximo posible de personas con plaza que hubieran manifestado querer hacer uso del servicio antes del 1 de septiembre, atendiendo al criterio marcado por la Diputación Foral de Bizkaia de una ocupación máxima del 75%. Además, se generalizó escalonadamente el servicio de transporte para todas las personas usuarias.

De este modo, se han alcanzado las 108 plazas ocupadas, culminando un proceso en el que nos hemos guiado por mantener un equilibrio entre la prestación del servicio y la seguridad y protección de la salud para todas las personas implicadas.